El Cambio de Mentalidad Oyotunense

Estamos viviendo en una época en que no se puede permanecer bajo el silencio que otorga la mediocridad. Por lo que es necesario decir las cosas por su propio nombre y enfrentarlos sin  perjuicios pero también sin triunfalismos ni protagonismos de ninguna clase. Porque como hijos de Oyotún de un pueblo prodigioso, digno y trabajador; no es posible que permanezca en la postergación, abandono y pobreza en la que se encuentra actualmente. Siendo necesario para ello rescatar nuestros valores, asumir responsabilidades, obedecer a nuestros principios y explotar a nuestra inteligencia para empezar a insurgir contra la mediocridad actual dando los primeros pasos en la alborada del tercer milenio para lo cual lo primero que tenemos que realizar es el “Cambio de Mentalidad”.

            El camino que al parecer de muchos puede ser difícil; en realidad no lo es, solamente es necesario comprender y entender que la Educación y buena preparación de los hombres es el mejor camino para  que sean forjadores de su propio destino.

                        Por lo que:

            Convencidos de nuestra realidad y en una época de avance tecnológico vertiginoso con el firme propósito de mejorar el status de vida  o nivel cultural de nuestra población queremos despertar el león dormido que si existe en el común de nuestra gente. Porque sabemos que lo mejor de nuestros recursos son los ciudadanos siendo lo más valioso nuestra juventud y dentro de los valores que las nuevas generaciones poseen intrínsecamente están su laboriosidad, dinamismo y sobretodo su inteligencia.

            Pero para que ese espíritu dinámico que poseen los hijos de Oyotún se convierta en progreso, hay que darle luces a través de la educación para de esta manera mejorar el nivel cultural de la población y lograr finalmente el cambio con desarrollo que nuestro pueblo espera y reclama.

            Finalmente este es el momento para iniciar esta gran tarea en la que  debemos comprometernos todos, educadores, ciudadanos honestos, autoridades, padres de familia y comunidad en general buscando el progreso de nuestro pueblo reafirmando desde el lugar que nos encontremos nuestro amor y fe al suelo que nos vio nacer haciendo todo lo que está a nuestro alcance para lograr su desarrollo; buscando en cada joven oyotunense se logre el cambio de mentalidad y que al igual que un tallador convierte el diamante brusco en piedra preciosa y juntos finalmente decir:

            Oyotún nuestra patria chica, nuestra prodiga, laboriosa y hospitalaria ciudad está logrando el progreso que merece.

¡Que Viva Oyotún!..

Comentarios

comentarios